ALL TRAIN

Vaya al Contenido

Menu Principal

VIAS

DECORACION

A pesar de que las vías que yo utilizo son Marklin, lo que viene a continuación valdría para cualquier vía H0 ya que los tipos que utilizo son “C” y “K” es decir con balasto y sin el. La colocación de la vía es muy importante ya que de ello dependerá que los trenes circulen con suavidad y no descarrilen, por tanto hay que prestar especial atención en las juntas de los carriles para que no se produzcan saltos tanto en el plano horizontal como en el vertical.

La vía C la empleo en zonas ocultas de la maqueta, es muy fácil de colocar y sus contactos son excelentes, además la continuidad de la masa pasa de un carril al opuesto en cada tramo, con lo que no tenemos que conectar el cable marrón tan frecuentemente como la vía K.   La forma de fijarla al tablero es con dos finas costuras de cola blanca a ambos lados y posteriormente pasando el dedo, como la silicona. En cuanto a decoración poco puedo decir ya que en mi maqueta no se ve, sin embargo hay por la A pesar de que las vías que yo utilizo son Marklin, lo que viene a red verdaderos artistas que son capaces de tunearla con pintura y balasto para que deje de parecer una vía de juguete. En el siguiente enlace de un aficinado italiano puedes ver el resultado.


En cuanto a la vía K hay que decir que estéticamente es mas ferroviaria y con la gran ventaja de poder utilizar tramos flexibles. En mi maqueta está fijada al tablero con pegotes de cola blanca cada 10 cm. aprox. sobre una base de corcho de 2 mm. pegada a su vez con cola a la madera. Hasta que la cola se seca utilizo alfileres para que no se mueva. Una vez que se seca la cola, se coloca el balasto. He empleado sepiolita de la que se utiliza en las gasolineras cuando se derrama el combustible, de distintos tamaños y tonos.  La forma de colocarlo es esparciéndola p.ej. con un azucarero. Posteriormente se pasa el dedo por el interior de los carriles para repartirlo y con un pincel se refinan los detalles. Una vez colocado se pulveriza con agua mezclada con unas gotas lavavajillas para reducir la tensión superficial

y que esta empape bien. El siguiente paso es aplicar cola blanca diluida (una parte de cola y dos de agua) con un cuentagotas para no descolocar el balasto. Como la sepiolita se emplea para absorber líquidos, es posible que al secarse, el balasto quede agrietado, en ese caso, en vez de emplear agua para humedecer la sepiolita, yo empleo alcohol de quemar ya que al ser muy volátil no permite que la sepiolita se empape y seca rápidamente. Tras este paso hay que aspirar y corregir pequeños defectos. En las fotos se pueden ver los resultados.



En la foto anterior puede verse que los motores de los desvíos son parcticamente inapreciables, esto es por que están montados del revés.

En cuanto a las conexiones cabe decir que el conductor central (pukos) tiene continuidad permanente de tramo a tramo, no así los carriles, estos no están interconectados cada tramo (como la vía C) de tal forma que si se corta por alguna razón uno de los carriles, la masa de este quedará interrumpida, por lo que la alimentación de la masa deberá hacerse con mas frecuencia.
La vía K da mucho juego ya que se puede adaptar a cualquier escenario con unos buenos resultados, por ejemplo en zonas de deposito donde suele estar sucia y empotrada en tierra.

 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal